martes, 15 de marzo de 2011

RELIGIOSIDAD DE LOS PUEBLOS ANDINOS

La confluencia de las culturas quechua y española dio origen a un "cristianismo andino" en el que muchas festividades y símbolos religiosos indígenas fueron adaptados al año litúrgico cristiano. Así, la Iglesia fue "cristianizando" a las divinidades andinas, introduciéndose símbolos católicos superpuestos a las deidades, y especialmente a los lugares del culto andino. De esta manera, la Virgen María adoptó el lugar de la Pachamama o Madre Tierra, y las iglesias cristianas se erigieron sobre los lugares de culto pagano. Este es, pues, el origen de las multitudinarias peregrinaciones hasta la cima de los cerros o nevados donde se encuentran los santuarios que concitan el fervor de miles y miles de fieles quechuas y mestizos.

Quizás sea desde los tiempos en que El General Manuel Belgrano y el Ejército del Norte habitaron estas regiones, y veneraban a la Madre de Dios como protectora y guía; el pueblo quebradeño posee una fe mariana de tamañas proporciones.

En la Quebrada de Humahuaca se venera a la Santísima Virgen en muy distintas ocasiones durante el año, y bajo diferentes advocaciones. (La Virgen de la Alta Gracia, La Virgen de la Candelaria, La Virgen de Putacorral, La Virgen de Rio Blanco y Paypaya, entre otras advocaciones).